Archivo mensual: octubre 2009

Distorsionar y estigmatizar

Hoy llegamos al punto en que abrís cualquiera de los dos grandes diarios nacionales y hablan de lo que pasó en Cutral-Có como si allí hubieran estado los piqueteros auténticos. Lo hacen a través de reportajes en los que se ubica a una figura que participó de aquel movimiento –pasa en la televisión también– preguntándole qué opina de D’Elía, qué opina de Pérsico, para que los deslegitime, para hacer la distinción entre piqueteros auténticos y los otros, o para quitarles ese nivel de autenticidad a los movimientos piqueteros. Porque ése es el objetivo de fondo, distorsionar lo que es un movimiento social. Que a la vez es muy heterogéneo y nunca tuvo una relación fácil con el resto de la sociedad.

(…)

Sí, pero los medios de comunicación adoptan un discurso que convoca e impulsa a la criminalización. Porque lo que hacen es, primero, reducir y simplificar la protesta, desdibujar la demanda de derechos y caracterizar como ilegal a la misma. Favorecen la judicialización del conflicto, los propios medios, sobre todo los televisivos, cada vez que enfocan una protesta lo primero que hacen es asociarla con el caos y establecer una jerarquía de derechos que pone sobre todas las cosas la garantía de circulación y no el derecho a tener derecho. Entonces sí es estigmatización mediática y social pero el camino de la judicialización está ahí nomás. Abre el camino a la criminalización y lo impulsa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Occiso

Uno cree que no, que eso no puede pasar. Se convence de que es imposible. Y sin embargo. Porque por lo general las gacetillas, sobre todo las que suele enviar la policía –porque la policía envía gacetillas–, están tan mal escritas que nadie con dos neuronas más o menos vivas, piensa uno, puede ser capaz de publicarlas tal cual llegan a una redacción, idénticas, copiando y pegando el mail que mandó con tanta amabilidad el comisario. No, nadie lo haría. Sospecha uno, ingenuo, que en el peor de los casos se la pica un poco, se la emprolija. No hablemos ya de chequearla, no: que el tiempo no alcanza, que hay mucho laburo y otros etcéteras aparecen como escusas blindadas. Pero sí es posible sacarle los modismos, la jerga, el nombre del comisario mayor que a nadie importa, eliminar ese “occiso”, recordar que son todos inocentes hasta que se demuestre lo contrario y que por ahora la policía no puede juzgar. Cambiar “efectivos de la comisaría tal en un importante operativo a cargo del comisario fulano logró apresar a una peligrosa banda dedicada al escruche en la zona comercial de Caballito”, por algo más cercano a “una banda acusada de robar comercios fue detenida en el barrio de Caballito”, por ejemplo. Eso es lo mínimo que se puede hacer, tarea básica de un periodista, los primeros ejercicios de cualquier estudiante del oficio. Cree uno que ningún redactor, jamás un editor, limitaría su trabajo a utilizar las combinaciones Ctrl+c y Ctrl+v, del mail al procesador de textos. Y sin embargo.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Algo que parece ser una gripe

The New York Times recortará un 8 por ciento de su redacción, que equivale a 100 puestos de trabajo, de aquí hasta fin de año. El editor ejecutivo, Bill Keller, decidió comunicar la noticia con una carta a sus periodistas que comienza más o menos así:

Había planeado invitarlos a la redacción para darles la noticia en persona hoy, pero he sido afectado por algo que parece ser una gripe. Aunque creo fuertemente que las malas noticias deben ser dadas en persona, no quiero sumar un insulto al daño esparciendo la enfermedad.

Después sigue la explicación del porqué, la oferta de retiros voluntarios para todos y la afirmación de que el Times es —esto no lo dijo nunca ningún empleador— una familia. Y a tal punto tiene Keller ese sentimiento, que no quiere contagiarles el resfrío. Un tipo sensible.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Reeducación social

Nota publicada en la edición 19 de la revista THC

–¿Es por consumo de drogas, no?

La pregunta llega, suave, desde el otro lado del gran mostrador de madera ubicado en medio del hall de entrada del Centro de Nacional de Reeducación Social (Cenareso). La mujer rubia está cerca de los cincuenta y se maquilla sin estridencias, igual que como habla: su voz es imperceptible desde dos metros de donde está. Acaba de decir algo sobre un análisis de sangre, pero a pesar de que el lugar está casi vacío fue imposible descifrar la mayor parte de sus palabras. De todos modos no hace falta escucharla para ver que, incluso en un breve contacto, busca reconfortar al interlocutor, contenerlo. No están claros sus motivos, podría ser compasión, podría ser pena.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Sumario

Hay muchos, demasiados y es posible que nadie necesite otro blog, otro de un periodista.  Pero yo sí. Me hacía falta. Se me hacía cada vez más necesario un espacio donde sumar partes de un texto en constante formación, donde acumular u ordenar, según el caso, notas, ideas, impresiones. Si no egoísta,  es un espacio egocéntrico, pero no puede ser de otro modo. Tal vez alguien sepa apreciarlo. En cualquier caso, quedará el testimonio del intento por superar lo prescindible.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized